Cómo Aprovechar Espacios En Un Baño Pequeño

El baño es igual de importante que el resto de las habitaciones de la casa, debe decorarse con el mismo empeño que le pondrías a cualquier otra habitación del resto de tu hogar, sin embargo muchas veces lo menos preciamos, sobre todo cuando se trata de un espacio bastante reducido. En este artículo quisimos darle importancia a la decoración del baño, pero sobre todo cuando se trata de baño pequeños, donde no sabemos cómo distribuir el lugar y agregar los accesorios que van en este espacio, toma nota y aprende a sacarle el mayor provecho a esta habitación, por muy pequeña que sea.

Baño con luz extra

En estas ideas seguramente no conseguiremos un baño más pequeño que este y sin embargo, se ve espacioso, grande y luminoso, esto se debe a la gran iluminación que consiguieron con el tragaluz del techo, pero, de eso no es lo que hablaremos en este artículo, sino en la manera en la que se utiliza el espacio de almacenamiento.

Como podemos apreciar en este baño solo hay, una bañera, el retrete, y el lavamanos, perola base de este es un mueble de madera con almacenamiento extra de espacio, tiene dos gavetas grande y una pequeña repisa donde se pueden colocar no solo los productos de limpieza, sino demás elementos como por ejemplo las toallas limpias.

Mueble reciclado

Para esas personas que adoran la idea de utilizar muebles viejos para darle un estilo mucho más vintage al baño, acá presentamos esta opción. El lavamanos siempre es una de las mejores formas de ahorrar espacio, porque cuando se coloca solo el pedestal, pierdes la oportunidad de tener almacenamiento extra con gabinetes.

Para esta idea, recomendamos muchísimo el reciclaje, pero no cualquiera, debe ser de un mueble viejo, como este que podemos observar en la imagen de inspiración, la idea es que este mueble tenga espacio suficiente en la parte de abajo, para que puedas usarle como almacenamiento. Una vez que ya conseguiste la pieza que quieres intervenir, puedes llevar ambas piezas para que te las armen y ya puedas instalar en el baño un mueble no solo completamente funcional, sino también con carácter y mucha personalidad.

Nichos en la pared

Es común que en los baños pequeños no haya espacio suficiente como para agregar un mueble en este lugar, pero por eso, quisimos presentar esta alternativa, que seguramente no se te habría ocurrido antes, pero que sin duda alguna puede ser completamente tu salvación. Se trata de un nicho en la pared, sí, un hueco, pero que se transformará en una especie de armario rústico. 

Esto consiste en abrir un espacio dentro de la misma pared, donde de colocarán diferentes repisas para poder contar con ese tan anhelado espacio extra. Este es un trabajo sencillo que en realidad no es muy costoso, a menos que desees añadir otros materiales mucho más costoso, o luces, puertas y mucho más. Como podemos apreciar en la imagen, es un lugar bastante grande como para poder colocar toallas, productos de uso constante y regular para el baño, como por ejemplo las cremas, champú y todas estas cosas que se terminan acumulando en el piso de la ducha o sobre el lavamanos, haciendo no solo que se vea mal, sino que luzca todo el tiempo muy desordenado.

Repisas de madera

Las repisas son otra excelente solución, porque no necesitan espacio extra, literalmente puedes colocarlas en algún lugar libre de la pared, como por ejemplo arriba del lavamanos, a un costado o donde sea que tengas un lugar libre. Lo mejor de las repisas es que no son un trabajo profundo o muy costoso, incluso, puedes conseguirlas en muchísimas tiendas por departamento, vas a la sección de accesorios para el baño y conseguirás de todos los modelos con instalación sencilla.

Puedes utilizar las repisas que se adapten a la medida de tu espacio, colocar todas las que quepan, para luego poder ordenar y garantizar mayor espacio de almacenamiento en esta habitación.

Repisas colgantes

Después de ver la idea anterior, con repisas de fácil instalación en la pared, presentamos otra idea súper increíble para ahorrar el espacio, una opción más que necesaria para los baños y habitaciones pequeñas en general. Se trata de una hilera de repisas colgantes, que inclusive puedes hacer por ti mismo, si te gustan las ideas hechas a mano.

Lo que vas a necesitar es, tablas de madera, cuerda gruesa, pintura y un taladro. La primera parte es la preparación de la madera, debes procurar comprar la madera lista, es decir, ya cortada toda del mismo tamaño para facilitar el trabajo, luego la vas a pintar del color que más te guste. En cada lado de la tabla, vas a marcar dos puntos justo a la mitad, que será donde vas a abrir los agujeros con ayuda del taladro.

Vas a tomar la cuerda y la pasarás por eso agujeros, haciendo un nudo bien fuerte y grueso de modo que no pueda pasar por ese mismo agujero, es decir, que la tabla quedará sujeta. Luego, deja un espacio medido, para la siguiente tabla, de al menos unos 30 centímetros, coloca otra tabla y otro nudo y así hasta completar las 3 tablas. Debes tener una base muy fuerte en el techo, para poder colgar la repisa y listo.

Artículos Relacionados:



Deja un Comentario

Leer más
Colores para Decorar el Dormitorio

Hay varios colores que se pueden elegir para hacer muy especial el espacio del dormitorio, aunque siempre se debe decorar...

Cerrar